26/7/11

Cómo Mantenerse Seguro en Facebook y en las Redes Sociales

Daniel De Gracia M.
Social Media Manager

Lo primera premisa para mantenerse seguro en las redes sociales  en particular y en la Web 2.0  en general es ser consciente de que Internet es una herramienta de uso público. Haciendo honor a la verdad, en Internet no hay privacidad. Pueden haber configuraciones de acceso, seguridad de redes, password o claves de contenido, etc., pero al final de cuentas, no hay privacidad, porque así como la tecnología permite "salvaguardar", así también permite vulnerar.

Por lo tanto, si decides subir al Planeta Internet  información personal, comercial o de cualquiera índole con delicado contenido, ésta podrá ser encontrada por quienes acechan esa información, por lo que si consideras que es información sensible la que vas a subir, la mejor opción es no hacerlo. 

Habiendo dicho lo anterior,  en Facebook se pueden aplicar ciertos parámetros que permiten mantener un buen "nivel de privacidad" del contenido que sí se quiere compartir. Entiéndase que un "nivel de privacidad" otorga acceso a un grupo limitado de usuarios.

1. Asegúrate de que estas en la página oficial,  real de Facebook. 
El phishing, una de las actividades ciber delictivas más lucrativas,  es una estrategia que consiste en  “pescar” personas haciéndoles creer que están en la página de un sitio particular (el banco, correo electrónico o Facebook, por ejemplo) para que procedan a introducir sus datos personales, de tal manera que los ciber delincuentes  capturan su numero de cuenta o cuenta de usuario y la clave de acceso. 

Es indispensable que verifiques que estas en la página real de Facebook (o del banco, o cualquier sitio donde vayas a digitar la clave) y la mejor manera de hacerlo es escribir manual y directamente en la barra de navegación del navegador el sitio web que vas a visitar, en lugar de presionar sobre algún enlace o algún marcador en los favoritos.


2. Establece parámetros de privacidad en el buscador de Facebook 
Se puede decirle a Facebook que tan expuesto quieres estar para búsquedas dentro de su sistema. En otras palabras, si no quieres que nadie te encuentre o hacerte completamente público en Facebook hasta en listas de buscadores externos. En el intermedio hay múltiples opciones para cada una de las alternativas. 

Para efectuar los ajustes pertinentes, accede a través de la opción de Configuración en la barra superior de Facebook, y seleccione Configuración de Privacidad. Seleccione Búsquedas y determina tu preferencia para:  
  • Determinar quienes lo pueden encontrar (si todos, o solo tus amigos, etc.)
  • Qué pueden ver y como lo pueden contactar los que lo encuentren a usted
  • Si deseas ser incluido en páginas de búsquedas públicas externas

3. Establece parámetros de privacidad en modo seguro  
Facebook te permite establecer una característica de privacidad para los elementos que tienes  en tu perfil y la información que subes a esta red social. Se pueden asignar diferentes niveles de privacidad a cada uno de los grupos así:
  • Todos
  • Mis redes y mis amigos
  • Amigos de mis amigos
  • Solo mis amigos
  • Personalizar
Se puede entonces permitir a cada uno de los grupos arriba identificados a las diferentes secciones del portal de Facebook como el Perfil, información básica, información personal, listas de amigos, fotos, etc. 

Para efectuar los ajustes pertinentes, accede a través de la opción de Configuración en la barra superior de Facebook, y selecciona Configuración de Privacidad. Selecciona Perfil, y para cada una de las categorías de Información Básica e Información de Contacto (menú de lengüetas superior) selecciona en el nivel de acceso que quieras dar a los diferentes grupos. 

4. Reglas generales de seguridad y privacidad
Aunque las recomendaciones anteriores pudieran otorgar cierto nivel de privacidad y confianza, la mejor seguridad y la mejor privacidad se inicia con nuestra decisión personal de usar el Internet y la redes sociales con criterio formado y sentido común, sin olvidar la seguridad externa, que también origina su influencia y escenario en el uso de la Web 2.0

Por ejemplo,  es un error publicar en las redes sociales aspectos cotidianos  de la vida que denotan el status socio económico de una persona. Nunca hay que olvidar que una imagen habla más que mil palabras y las fotografías personales pueden hablar, sin escribir palabras, sobre nuestra condición social.

En el monitoreo constante de la Web 2.0,  he observado cómo los usuarios colocan y escriben, sin contemplación, aspectos de su vida particular que pueden descifrar su condición socio económica.  En países como Mexico, Chile, Argentina, etc., se han evidenciado casos de secuetros de personas que fueron estudiadas y seguidas, por los delincuentes, desde las redes sociales, debido a la cantidad de información personal, socio económica que tenían en sus perfiles.

Desde este punto de vista, es un error categórico publiciar en las redes sociales  que, por ejemplo, vas a salir de viaje o te vas de vacaciones hacia un país extranjero.  Primero que nada,  no es necesario informar a tus amigos en las redes sociales que te vas de viaje, porque el Internet está en todo el mundo y en cualquier parte del planeta tierra podrás estar conectado al  planeta Internet.

Por otro lado,  publicar en las redes sociales  una fotografía con el vehículo  o la propiedad que acabas de comprar, habla claramente de tu condición socio económica. Otras imágenes que también hablan por sí sola de tu estatus económico son: una foto personal donde se refleje claramente el edificio de tu lugar de trabajo; tu restaurante favorito o los lugares físicamente explícitos que frecuentas.

Estoy muy seguro que en el 100% de los casos, cuando veo estas publicaciones en las redes sociales, el usuario lo hace inconscientemente y sin malicia alguna, es por ello que debo recordar siempre que el Internet es una herramienta de uso público y todo lo que publicamos en las redes sociales puede ser usado por cualquier persona, para cualquier objetivo.

En nuestra región, los latinoamericanos en general son muy dados a querer obstentar públicamente los bienes que poseemos y encuentran en las redes sociales una forma de hacer saber su estatus social a los amigos, a los amigos de los amigos y a los conocidos.

Todo lo anterior, no significa que no se  pueda compartir con los amigos en la Web 2.0  de Internet  los detalles de nuestra vida, porque al fin y al cabo, para eso son las redes sociales, para socializar y compartir, pero usando el sentido común, se pueden tomar medidas simples y básicas que mantengan la privacidad en los detalles explícitos de nuestra vida cotidiana.
Compártelo en tu red social favorita

No hay comentarios:

Publicar un comentario